RSS

El Cruce de los Andes...En Cleta (+ Video)

El Cruce de los Andes...En Cleta (+ Video)


  La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida. Salimos de nuestro país una mañana nublada desde la Ciudad de Palmira (Mendoza) luego de haber estado casi 4 días varados a raíz de una fuerte tormenta que azotó la cordillera con nieve y a nosotros con agua por doquier. Esto permitió que las primeras miradas que cruzamos con la cordillera, la vistieran de picos nevados al mejor estilo cordillerano, provocando el cierre del paso fronterizo entre Argentina y Chile. 



Estábamos a unos cien kilómetros de las montañas y el paisaje ya era imponente, simplemente hermosa, lo que junto a la salida del Sol, nos motivó aun más. Emprendimos la ruta de nuevo en busca del gran objetivo planteado en primera instancia, cruzar la cordillera en "cleta" e ingresar a la hermana república de Chile. Con lo primero que nos comenzábamos a topar en este trayecto, es la llamada zona "Pre-Cordillerana" que se podía observar claramente en el trayecto del camino, la cual se conforma por un cordón montañoso que precede a la zona central de la cordillera, donde se ubica el Cerro Aconcagua situado a unos 6.259 Mts sobre el nivel del mar (el mas alto del mundo, después del Himalaya en ASIA). Viajar en dirección a la cordillera motivó mucho el ritmo de pedaleo, a pesar de que ya se comenzaban a sentir los metros de trepada. 


    El primer lugar con el cual nos detuvimos e hicimos noche fue en "Agua de las Avispas", una pequeña localidad localizada a unos 30 Km de la Cuidad de Mendoza. Es un pequeño poblado compuesto por un grupo de familias, una huerta, un numeroso rebaño de cabras, una escuela y un corazón muy grande, el cual nos recibió y pudimos pasar la noche en un hermoso tinglado frente a las montañas que cada vez lucían mas imponentes. 


    Al día siguiente luego de un sabroso desayuno, partimos con rumbo a la Ciudad de "Potrerillo" (MZA), una pequeña localidad que cuenta con una naturaleza privilegiada, ubicado entre montañas y contando con un embalse denominado "Embalse Potrerillo" que cuenta con la posibilidad de abastecer de agua potable a toda Mendoza en caso de emergencia hidrica, por lo cual están prohibidas embarcaciones a motor por la contaminación que generan. A su vez , el viento que sopla sobre el embalse lo hace ideal para practicar deportes acuáticos como KI o Winsurf. Hicimos noche entre montañas y bosques, ya palpitando la cordillera cada vez mas real. La elevación de la ruta se hacia sentir, el abastecimiento de agua fue sumamente importante ya que en este trayecto había largas distancias para las cletas, que sumado a la altura, hacía dificultoso mantener una velocidad constate y los ritmos de pedaleo variaban de 6 km a 27 km por hora.


  A la mañana siguiente salimos con rumbo a la ultima ciudad antes de emprender el gran ascenso cordillerano y meternos en el corazón de la cordillera. Dicha ciudad fue "Uspallata" (Mza), localizada a unos 2039 Mts SNDM  una hermosa  localidad ubicada en la parte oeste de Mendoza. Allí nos alojamos frente al Río Uspallata y ya la montaña lucia con grades picos de nieve. Nos abastecimos de los últimos elementos necesarios y partimos con rumbo a la montaña, ahora sí a unos cien kilómetros del cruce de aduana.


  Luego de una hermosa estadía en esta pequeña ciudad mendocina salimos a plena zona cordillerana con un viento que por momentos nos movía de la ruta hacia la banquina, pero con el corazón mas fuerte que nunca. Habíamos cambiado la remera musculosa y la calza veraniega por gorros, camperas, cuellitos y guantes ya que la temperatura por las noches llegaban a 0 grados aunque por momentos nos acompañaba un sol muy cálido y un viento que superaba por momentos los 40-50 Km por hora. Ya en plena montaña hicimos noche en "Polvareda" localizada a unos 2.470 Mts SNDM. Un poblado de unas cuantas familias localizado en plena montaña. Allí nos equipamos de leña en grandes cantidades e hicimos noche en un vieja casa abandona que nos sirvió de refugio para pernoctar. De a poco nos aproximábamos al corazón de la cordillera aunque la falta de oxigeno no se sintió hasta el ultimo día ya que íbamos en pequeños tramos de 25-30 Km diarios y eso nos permitió adaptarnos bien a los cambios de altura.


  El frío y el viento montañoso se hacían sentir cada vez con mas fuerzas y nosotros emprendiendo las ultimas etapas de este viaje. Así llegamos hasta Puente del Inca, un hermoso sitio histórico localizado a unos 30 Km del cruce de aduanas. Continuamos pedaleando con destino al Cerro Aconcagua donde hicimos noche entre montañas, literalmente, aprovechando las viejas instalaciones del tren que unía el comercio entre ambas naciones. Ya estábamos en el zona central de la cordillera, la mas alta de américa del sur. La nieve hacía lucir a las montañas con un color verdaderamente fabuloso. Ya estábamos a unos kilómetros del cruce de aduanas y no queríamos cruzar ya que después del esfuerzo de subir nos daba una pizca de melancolía abandonar la montaña y volver al llano aunque Chile de llano no tiene nada.  


   Al siguiente día salimos con rumbo a "Las Cuevas" la última localidad argentina antes de cruzar a Chile. Localizada a 3.200 Mts de altura y rodeada entre montañas pasamos todo un día admirando el cristo redentor y los altos cerros que se ven desde el poblado de pequeñas casas con la que cuenta. Allí pasamos la noche junto a unos grande amigos Guías de Montañas que se encontraban trabajando en las instalaciones de un centro de albergue para montanistas. Realizamos una entrevista audiovisual y compartimos vivencias de estos dos grande  aventureros y amigos, ya el cruce estaba dado.



  A la mañana posterior, salimos con destinos a la aduana de Chile. Pasamos el peaje y nos adentramos en el túnel internacional, el cual fuimos cruzados por un camión ya que está prohibido el transito de bicicletas. Ya estábamos en Chile, solo nos faltaban los tramites de aduana y ya nos encontrábamos descendiendo por los famosos "Caracoles", bajando a casi 70 Km por hora. Llegando a la Ciudad de Los Andes, en Chile, fuimos recibidos de una manera fantástica por los lugareños que nos hicieron sentir como verdaderos héroes. El cruce la cordillera era una hecho y nosotros mas felices que nunca. 









  

 Ver álbum completo de Fotos en Facebook 

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

3 comentarios:

luis giorgi dijo...

Felicitaciones! Cumplir sueños y sobre todo cuando es con el esfuerzo de trasladarse con la fuerza motriz del cuerpo,es un premio de la vida ganado con decisión y coraje. Adelante!!!!!

Cronicas de un Viaje Anunciado dijo...

Graciaspor tus palabras Luis. La verdad que el sacrifio hace que se disfrute más cada meta alcanzada. Muchas gracias por el apoyo. Saludos de los 3

Cristian Guerra dijo...

Grande muchahos. En Los Andes los conocí y agradezco poder haber sido una pequeña parte de esta travesia. Saludosss

Publicar un comentario